¿Qué significa dar un valor agregado?

Por Abner Huertas
(Artículo originalmente publicado en blog.integridaddeoro.org)




Alguna vez te has puesto a pensar: ¿Qué significa dar un valor agregado?. Esta pregunta me ha hecho meditar durante las últimas semanas, lo cual me ha tomado tiempo para pensar en lo que  realmente significa. Habitualmente estamos acostumbrados, o al menos en mi caso y algunos que se dedican a dar asesorías, a decir la frase o escucharla con frecuencia.

Personalmente considero que decir: “Da un valor agregado” se ha convertido en un cliché que siempre esperamos escuchar, el problema radica cuando nos centramos únicamente en este “valor agregado”, ya que dejamos por un lado las necesidades reales de la otra persona.

Mientras pensaba en el tema del Valor Agregado, recordé la famosa pirámide de necesidades de Abraham Maslow se puede dividir las necesidades de una persona en cinco etapas:


  1. Fisiológicas: Como la comida, el sueño, etc.
  2. Seguridad: Sentirse seguros de donde una persona está.
  3. Amor y pertenencia: Todos queremos sentirnos queridos y que pertenecemos a algo.
  4. Autoestima: Cuando ya hemos satisfecho las necesidades anteriores entonces podemos tener autoestima.
  5. Realización: La realización se logra después de satisfacer las necesidades básicas.


Después de pensar detenidamente en esta pirámide, me enfoqué nuevamente en la frase: “Valor Agregado”, y en lo que observo es lo siguiente: El Valor Agregado es únicamente visible cuando se han satisfecho las necesidades básicas de las personas a las que deseamos agregar valor; desde una perspectiva como asesor puedo decir que: sólo se le puede agregar valor a un cliente cuando las necesidades básicas de lo que éste espera están satisfechas.

Pensémoslo por un momento, si las necesidades básicas no están satisfecha, aunque nuestras acciones ofrezcan mil Valores Agregados, las personas o clientes a quienes queremos agregar valor, no lo verán.

En nuestras relaciones con las personas podemos dar ese valor agregado cada día, pero nuevamente, este sólo será aceptado cuando las necesidades básicas se han satisfecho.

Nuestro enfoque tiene que ser primero satisfacer la necesidad básica; segundo, dar ese valor agregado para que sea realmente visible.

Entonces, volviendo a la pregunta del inicio: ¿Qué significa dar una valor agregado?, mi repuesta es: “Dar un aporte adicional posterior al haber satisfecho las necesidades básicas de la otra persona, o si eres asesor como yo, del cliente.”

Fotografía cortesía de FreedigitalPhotos

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Precios de Transferencia Aplicados a la Banca

Análisis de la curva de utilidad - I parte -

Análisis de sentimientos