Inteligencia de Negocios o Analítica de Negocios

Por Abner Huertas

Desde sus inicios la inteligencia de negocios ha apoyado a las empresas a recabar información y presentarla de forma dinámica, con lo que comúnmente conocemos como tablas pivote o cubos, con lo cual los altos gerentes pueden acceder a informes y reportes en menor tiempo que si éstos tuvieran que pasar por un proceso de construcción.

Habitualmente la Inteligencia de Negocios da mayor responsabilidad al área de informática para la preparación de la información, mientras que las áreas de negocio únicamente se convierten en consumidores de información que luego presentan a los tomadores de decisiones; pero esto está evolucionando de tal forma que se le pueda dar más responsabilidad a las áreas de negocio y dejar a informática como el proveedor de un servicio.

Es en este punto donde hace su aparición la Analítica de Negocio, en la medida en la que los tomadores de decisiones anhelen hacer crecer su negocio, deberán contar con modelos analíticos que moldeen las diferentes áreas de la organización para que den una representación de lo que ha sucedido, está sucediendo o podrá suceder; pero para ello se debe trasladar la responsabilidad al área de negocio, ya que es ésta quien realmente tiene el conocimiento del flujo del mismo.

Cuando los colaboradores funcionales toman el control de la parte analítica, se realiza una independencia con informática desde el aspecto de aplicación de reglas de negocio; informática queda como los responsables de garantizar que la información esté almacenada y que se realicen sus copias de seguridad. 

Cada industria tiene sus propias necesidades, pero en forma general se puede centrar en:

  1. Conocer cuál es la utilidad real a nivel de producto y cliente.
  2. Cuantificar el impacto que tienen los procesos en los costos de los productos.
  3. Cuantificar la capacidad requerida de acuerdo a los pronósticos de ventas.
  4. Mejorar la forma actual en la que se realizan los pronósticos de venta.
  5. Utilizar los pronósticos como línea base de presupuesto para hacer más certero el mismo; además de reducir el tiempo de consolidación financiera.
  6. Identificar los riesgos.


Cada una de estas necesidades son parte de la Analítica de Negocio, las mismas no se pueden responder únicamente con la Inteligencia de Negocios, por ello es importante que si su empresa necesita realmente actuar hay que empezar a darle mayor responsabilidad al área de negocio, la Inteligencia de Negocios seguirá viva pero como una herramienta que apoya desde atrás a la Analítica de Negocios.

Foto cortesía de freedigitalphotos.net y sheelamohan.



Comentarios

Entradas más populares de este blog

Precios de Transferencia Aplicados a la Banca

Análisis de la curva de utilidad - I parte -

Análisis de sentimientos