El defensor de Cervantes: ¿Qué tienen en común los artículos de negocio y los de autoayuda?

 

¿Qué tienen en común  artículos de negocio con artículos de crecimiento personal? Ambos utilizan clichés que son visibles para aquellos que quieren verlos. En esta ocasión haré una leve crítica a estos dos tipos de documentos. No estoy considerando artículos académicos o aquellos que presentan bases factuales.

Primero —considero que sería importante— definamos qué es un cliché. El diccionario de la Real Academia Española lo define como:

 

«Idea o expresión demasiado repetida o formularia».

 

En otras palabras  se refiere a aquellas  frases o expresiones que se repiten en los documentos escritos. Durante los últimos diez años he tenido la oportunidad de, por decirlo de alguna forma, escribir de todo un poco en: poesía, historias, negocios y autoayuda. 

En una ocasión leía algunos artículos de negocios. En la medida en la que iba avanzando en la lectura se hizo algo claro por primera vez en mi vida: existen muchos patrones que se repiten en la escritura de negocios, que al igual que en la escritura de libros de autoayuda, dan una visión idealista de lo que debiera ser.

El idealismo no es más que una concepción ideal o perfecta de cómo debiera ser algo.  Los clichés en la escritura de negocios son los que desempeñan ese papel de impulsar el idealismo en los negocios.

Veamos algunos ejemplos de clichés. Iniciemos con unos ejemplos de autoayuda:

 

«Cuando tú dejas por un lado la pereza y te comienzas a centrar en lo que es verdaderamente importante, hasta entonces… podrás alcanzar tus metas»
 
«El holgazán es teje su propia desgracia. A menos que tú quieras desgracias en tu vida, sigue con ella y verás que te quedarás igual. Sal de ella y verás que lo que te propones alcanzarás»
 
«Solo aquél que tiene una visión clara, sabe para dónde va»

Al analizar los párrafos anteriores podemos pensar que dicen una gran verdad. Casi una tautología. Estas frases se repiten constantemente.

¿Qué pasa con los artículos de negocio? También tiene sus palabras cliché:

 

«Las grandes organizaciones se ven beneficiadas al implementar un modelo de analítica porque les da una visión que solo la inteligencia de negocios no posee»

 

«Los tomadores de decisiones se podrán beneficiar con la información y generarán un impacto positivo en la utilidad de la empresa»

 

«Las empresas de hoy en día se han dado cuenta de la importancia que tiene el controlar…»

 

En este caso vemos palabras «clave» como: beneficiarse, mejorar, impacto, importancia, etc. Al igual que en la autoayuda vemos otras palabras «clave» como: lograr, metas, propósito, etc.

Ambos casos son audiencias diferentes, pero el sentimiento que generan es el mismo: un anhelo por alcanzar un ideal. No estoy en contra de los ideales, pero si estoy en contra de presentar un ideal como algo único, casi como diciendo: «¿tú tienes que hacer esto para ser exitoso? Yo lo sé por eso te digo que lo hagas».

En mi experiencia profesional y como escritor, he notado que este tipo de artículos en su mayoría carecen de una base factual y pasan a ser tan solo la expresión del ideal de la mente del autor y de su habilidad para escribir.  

Por cierto este artículo es mi mera opinión. ¿Cómo creo que debiera ser? No quisiera escribir clichés. :)

Por Abner Huertas

 

2018® 

 

 

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Precios de Transferencia Aplicados a la Banca

Análisis de la curva de utilidad - I parte -

Análisis de sentimientos